La artesanía de un Heym

 
La pasión del artesano con el rigor y la precisión de la tecnología alemana. Los rifles Heym se producen íntegramente en nuestra fábrica de Gleichamberg, Alemania. Todo el proceso se lleva a cabo con la misma dosis de rigor técnico que de pasión artesanal por los detalles. Desde la recepción de las barras de acero para los cañones, hasta la prueba de tiro de cada rifle, pasando por las piezas más pequeñas, elaboradas mediante mecanización por control numérico y el cuidado acabado de las culatas y las piezas grabadas.

El proceso de fabricación

1.
El proceso de fabricación empieza con la fabricación de los cañones y la perforación de las barras de acero.
2.
Amartillado en frío de las barras, para obtener las cualidades necesarias para la contrucción del cañón.

3.
Cañones terminados, listos para montaje.
4.
Unión de los dos cañones mediante soldadura -para rifles exprés-.

5.
Pavonado de los cañones.
6.
Mecanización de las piezas pequeñas mediante máquinas de control numérico.

7.
Embellecimiento de las partes visibles por parte de artesanos grabadores.
8.
Preparación de las culatas.

9.
Ensamblaje de todas las piezas.
10.
Control de calidad del 100% de la producción.

11.
Prueba de tiro final con cada arma.

Los secretos del arte de fabricar un Heym

Culto a la mejor madera: nuestros expertos seleccionan in situ solo madera de nogal de calidad excelente y la almacenan durante un largo tiempo en Gleichamberg.

Cuando la madera ya tiene los años necesarios, HEYM elige la pieza bruta individualmente para cada arma de caza. En los modelos más exclusivos hay un contacto continuo con nuestros clientes durante este proceso. Únicamente la forma base de la culata se realiza mecánicamente. El ajuste de la culata requiere la mano experta del culatero y una sensibilidad especial por el material y las medidas. Para realizar un grabado muy detallado es necesaria la precisión manual, puesto que solo el trabajo de calidad cumple con ambos requisitos: un agarre seguro y un aspecto excelente.

Una cuidada selección de la mejor madera, la obsesión por la precisión y la perfección, la política de producción integral 100%, y un estricto control de calidad de los procesos y productos, son los secretos que se esconden tras la fabricación de un Heym perfecto. Perfección mediante precisión: las partes del sistema se realizan con la misma exactitud que los cañones del fusil y las culatas. Los cajones de mecanismo de todos los modelos de armas de caza se fresan de un bloque. Casi todas las piezas se fabrican en modernas máquinas de la propia fábrica.

Nuestro principio es: “solo podemos controlar, lo que hacemos nosotros mismos”. Solo así tenemos la posibilidad, al producir cada una de las piezas, de conseguir la máxima precisión de ajuste, las tolerancias más ajustadas y un excelente acabado. Solo así podemos asegurar que la petición más exigente, la fiabilidad y la seguridad “características de HEYM”, están garantizadas en todas las armas HEYM.

Una de las ventajas de la producción propia de HEYM es la flexibilidad con la que podemos realizar sofisticaciones técnicas o llevar a cabo los deseos más extravagantes de nuestros clientes durante el proceso de fabricación.

Esmero controlado: el ensamblaje de todas las armas fabricadas en nuestra empresa está sometido a controles de calidad muy estrictos. Los múltiples controles intermedios y la verificación final garantizan la excelente calidad que se espera de HEYM.

HEYM ofrece tanto modelos muy asequibles, como los rifles de repetición SR21 y S30,  como la escopeta de cañones superpuestos B26 de coste más elevado. En este último producto, por ejemplo, el cliente no solo dispone de un amplio abanico de calibres por elegir, sino también de variantes de grabado y equipamiento opcionales.

HEYM hace realidad los deseos de cada cliente. Si otorga una gran importancia a un arma totalmente individualizada, por ejemplo, si desea motivos especiales en un grabado en relieve, aplicaciones en plata, oro o marfil, elegantes cortes en la culata, o hacer de su arma una pieza de coleccionista única, se encuentra en el lugar adecuado: HEYM.

La técnica de producir cañones perfectos

Una pieza esencial de cada arma HEYM es su cañón. El primer requisito para el rendimiento de tiro es la calidad del ánima del cañón.

Empezando con el material de partida, todo el proceso de fabricación se realiza en la fábrica HEYM. Primero, se procede a un perforado profundo de cada uno de los cañones de rifle, se bruñen y se forjan en frío en una máquina de modelado redondo. 130 kilopondios de empuje otorgan al interior del cañón la medida deseada y la rotación predefinida. A continuación, se concluyen la forma exterior y la recámara. Naturalmente, también se realizan múltiples controles intermedios durante el proceso de fabricación del cañón.

La precisa soldadura de los cañones en las armas combinadas requiere una experiencia y una destreza especiales. Solo con el trabajo esmerado se consigue el rendimiento de tiro extraordinario que se puede esperar de toda arma HEYM.

Contacta con nosotros

Contact Form
He leído y acepto la política de privacidad.

Tradicional fabricante alemán de armas deportivas. Desde 1865 fabricamos armas de una calidad y rendimiento excepcional, siguiendo la fina tradición centroeuropea. Las infinitas posibilidades y opciones de personalización hacen de nuestros rifles piezas únicas y exclusivas.
Todos los derechos reservados | Aviso Legal | Política de cookies